Paseando por Les Grand Jours 2012: Cuarto día (Auxey-Duresses, Meursault y Volnay)

Afrontábamos nuestro último día en Les Grand Jours con una primera decisión: no podíamos acudir a todos los eventos y había que descartar uno. Decidimos, visto el plantel expositor, que este año no iríamos al referente a Chassagne-Montrachet, Maranges, Puligny-Montrachet, Saint-Aubin y Santenay. Como ya saben, en esa zona estamos bien cubiertos y ninguno de los que me apetecía probar exponía, así que decidimos dejarla. Había mucho por probar en otros lugares.

Empezamos por esta trilogía en la Tonelería Damy a las afueras de Meursault y allí estaban en la parte de Auxey los Henri Latour con sus vinos un tanto maduros, o los buenos de Agnès Paquet y Clos du Moulin aux Moines. Diconne presentaba buena gama, al igual que Lafouge o Michel Prunier aunque con algo de sulfuroso todavía en su juventud. Estaban los tintos de Sophie y Fabrice Laronze también, un tanto agrestes en su Village, pero interesantes igualmente.

Meursault era el pueblo de esta trilogía que más productores presentaba. Estaban los Ballot Millot, más maduros y mantequillosos que los de Guy Bocard. No probé los Bouzerau pero sí los de Roulot y venían casi desde el infierno. Mucho sulfuroso todavía…Muy buenos en cambio la gama de Comtes Lafon, con vinos muy expresivos ese día, especialmente su Premier Cru Genevrières 2010, así como alguno de los Jobard o Matrot. Estaban también los de Fichet, y los de Latour Labille que en este segundo caso me parecieron faltos de profundidad, especialmente en su Premier Cru Perrières. Un poco maduros los de Mikulski y no probé los Laboure-Roi para evitar desconciertos varios.

Lástima algunos vinos de Bernard Millot, que estaban algo desequilibrados y para mí el Meursault 2009 tenía corcho…Los de Jacques Prieur iban bien armados de duelas, así como los de Jacques Thevenot. Pero había mucho japo probándoles.

Volnay empezó con los excelentes Bourgogne y Volnay 2010 de Michel Lafarge. Lo del Clos des Chênes es otra historia, y me gustaron mucho también los Premier Cru Fremiets y Taillepieds 2010 de Marquis d´Angerville. Más agrestes los de Lucien Boillot y finos en cambio algún ejemplo de Louis Boillot y Pascal Bouley. No probé los de Delagrange ni Cluzeaud e interesante la gama 2009 de Domaine de Montille para los que les guste una Pinot Noir algo más frutal y opulenta. La Pousse D´Or estaba con vinos demasiado marcados por la madera actualmente y Roblet Monnot hacía honor a su nombre. Ninguno de los Rossignol nos entusiasmaron especialmente pero sí vimos honestos a los vinos de Christophe Vaudoisey.

En fin, había más, acabábamos de empezar por la mañana…Siguiente destino: Beaune y el Salón de los Jóvenes talentos. Uff, allá que íbamos.

Un saludo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vinos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s