Un paseo por Les Grand Jours 2012: Tercer día (Côte Chalonnaise)

Este tercer día se centró totalmente en acudir en la Tonnellerie de Mercurey para poder probar vinos de esos pueblos que comprenden esta parte de Borgoña (Givry, Mercurey, Montagny, Rully, etc).

Fue el día menos vínico de todos ya que tampoco había un gran número de expositores pero sí se probaron cosas interesantes…y además haremos mención especial al catering montado en esta ocasión en la “Salle des fêtes de Mercurey”.

Interesantes los Mercurey de Château de Chamirey, misma propiedad que Domaine de Perdrix que ya apareció en otras entradas, especialmente su Monopole blanc Premier Cru La Mission y su Monopole tinto Premier Cru Les Ruelles. Pero en general, buena gama. También ricos los Bourgogne Côte Chalonnaise de A. et. P. de Villaine en su añada 2010 tanto blancos como tintos, o los Rully blancos y tintos de Drouhin aunque iban bien cargados de sulfuroso.

Un poco verdes y agrestes los Givry de Pierre Ducret y muy homogéneos los de Domaine de la Folie. Claudie Jobard me encantó con su Rully Montagne La Folie 2010 pero luego pasabas a los Premier Cru y eran vinos que adolecían de ciertos desequilibrios. Lástima.

Lo de Laboure-Roi es caso perdido, y Domaine des Morots mostró un tremendo Montagny 1erCru Le Vieux Château 2010 lleno de perfumes y complejidad, así como su Givry Rouge 2010 perfecto para beber en cantidades abundantes cuando ese tanino frutal se dome un poco más. Pero ricos.

Los Montagny de Stéphane Aladame estaban como la hierba recién segada y algún Rully básico de Domaine Belleville me gustó, así como los Givry de René Bourgeon y algún Bouzeron de Michel Briday o André Delorme.

Había más productores pero tampoco pude probarlos ya que nos entretuvimos un poco más de lo normal en el buffet que habían preparado para la ocasión.

En este caso fue el único en el que habían dispuesto mesas para comer sentado (los demás eran impresionantes bandejas de picoteo frío y caliente para tomarlo de pie) y el despliegue fue brutal.

Magnums dispuestos para libre servicio, un montón de bandejas frías para servirte con ensaladas variadas, embutidos, pasta de diferentes maneras, legumbres, arroces, cocineros trinchando carne, bandejas con marisco, sopas, cremas, mesas con más de cincuenta tipos de quesos diferentes, dulces, camareros diligentes…mucha gente, sin aglomeraciones, sin gorroneo, sin gritos, civilizadamente. Simplemente, sensacional. Y gratis.

Me senté y el belga de al lado me dijo si quería agua, pan, etc. No nos conocíamos. Nos pusimos a hablar de España, Bélgica, Borgoña…cosas del vino. Vino, chocolate, política…Buen importador este belga. Cree que pueden intervenir a España y le preocupaba si la situación era como en Grecia. Le serví un poco de Rully blanc de Drouhin en magnum y le dije que si veía igual al Real Madrid que al Olimpiakos…pues eso, que tranquilo. Buen humor.

Tenemos que aprender.

El siguiente y último día sería intenso: Volnay, Corton, Meursault, Pommard…y más.

Un saludo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vinos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s