Roty: Vinos en Gevrey-Chambertin desde 1710

 Ya saben ustedes que por aquí han ido apareciendo vinos de este Domaine referido a Philippe y a Joseph Roty. Siendo a veces muy criticados por el uso que hacen de las maderas, a veces abusivas cuando los vinos son jóvenes, mi opinión personal es que son auténticas joyas en cuanto a vinos de esta parte de la Côte D´Or se refiere, con gran capacidad de guarda y con materia para absorber bien esas maderas. Todo es cuestión de paciencia.

Joseph Roty era la décima generación familiar en el Domaine y su fallecimiento en 2008 fue una pérdida irreparable en el mundo del vino borgoñón, siendo su hijo Philippe el encargado de seguir con el Domaine familiar ya que desde 1990 trabajaba junto a su padre. Éste comenzó a trabajar a finales de los años 60 a partir del legado, a su vez, por su padre Joseph Antoine, con viñas en parcelas como Charmes-Chambertin, Griotte-Chambertin o Mazis-Chambertin entre otras, ya que también había tierra “village” de Gevrey-Chambertin. No era un mal comienzo.

Poco a poco han ido añadiendo más parcelas a su portfolio, y hoy en día pueden verse vinos de esta casa en Marsannay, en Apelaciones Regionales, y en más viñas de Gevrey-Chambertin. Pero su máxima de trabajo sigue vigente, buscando poca producción, concentraciones algo elevadas , etc. Suelen hacer despalillado, fermentando a bajas temperaturas tras algo de maceración en frío, maceraciones algo más largas, y no siguen reglas fijas en cuanto a los tratamientos con las barricas (12-18 meses de crianza suele ser lo habitual, dependiendo de la cuvée de que se trate), aplicando 0% de roble nuevo en los vinos más básicos e incluso 100% de roble nuevo en algunos Grand Cru según venga la vendimia.

No suelen ser muy amigos de trasegar los vinos, dejándolos con las lías finas lo máximo posible por lo que es posible que a veces aparezcan algo reducidos. No tengan prisa y dejen que se aireen. No suelen clarificarse ni filtrarse los vinos.

Pueden encontrar vinos de Bourgogne o Bourgogne Blanc (hecho a base de Pinot Blanc, no Aligoté ni Chardonnay), o su excelente Bourgogne Grande Ordinaire o su Bourgogne Pressoniers que viene mezclando uvas de AOC Bourgogne con AOC Gevrey-Chambertin con más de setenta años de edad.

Me parecen deliciosos sus vinos en Marsannay tintos (En Ouzeloy se lo recomiendo, para mi más complejo que sus otras cuvées allí como Les Quartiers o el St. Etienne), pero también Marsannay Blanc o el Rosé hecho a base de un sangrado que deja un vino muy interesante.

Curioso desde la añada 2005 el Côte de Nuits “La Queue de Harang” procedente de viñas de Brochon, así como sus diferentes cuvées en Gevrey-Chambertin.

Desde el village, pasando por el Gevrey-Chambertin “Les Champs-Chenys”, o el propio “Champs-Chenys Vieilles-Vignes” (de una sección de ese viñedo cercano a Charmes-Chambertin y Mazoyeres-Chambertin plantado en 1934 ), Gevrey-Chambertin “Brunelle”, “Clos Prieur” (con sus viñas en la parte más sur de este viñedo), Les Fontenys o los Grand Cru Charmes-Chambertin, Mazys y Griotte-Chambertin. Un deleite para conocer esta zona de mano de los Roty.

Viñas viejas, bajas producciones, crianzas no cortas, vinos más concentrados de lo habitual, con gran potencial, gran disfrute a pesar de su dureza inicial. A mí me gustan. Pruébenlos si tienen ocasión y les espero para comentarlos.

Un saludo

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Domaines & Bodegas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s