Esto de las parcelas…¿una milonga?

Hay gente que siempre me pregunta si en Borgoña realmente lo que importa es el viñedo, el elaborador, el prestigio de la marca…¡o vaya usted a saber qué! Bueno, todo importa: un buen viñedo, un buen elaborador que sepa sacarle el potencial a lo que tiene (sea bueno o menos bueno), y por supuesto gente que beba. Sin esto último lo demás no sirve.

Saco esto a colación porque también hay gente que me comenta que el tema de esa diferenciación parcelaria tan extrema que hay en Borgoña es un mero reclamo comercial como forma de diferenciación. No lo dudo y si lo han medio sabido vender me parece perfecto (otros no han apostado por ello y que cada uno defienda su modelo como pueda en vez de ir dando tumbos), pero creo que existe y se aprecian las diferencias.

Para verlo, qué mejor muestra que hacer una sesión de un único elaborador en sus diferentes parcelas. Otra opción sería probar una misma parcela vinificada por varios elaboradores distintos y ver cómo la influencia del método empleado también influye. Pero me centro ahora más en la primera opción.

Cogí hace poco a unos amigos salmantinos (me sirve también una jornada que hicimos hace poco con vinos de un productor de Chassagne-Montrachet que ya les presentaré) y les propuse una cata a ciegas de vinos blancos. Ellos no sabían si lo que les iba a llevar era Chardonnay de Borgoña, Godellos de Valdeorras, Rieslings alemanes, alsacianos, Chenin Blanc del Loira, Airén manchego o cualquier Sauvignon Blanc ya fuera de Sancerre o de Chile, por decir algo. O si serían combinaciones de varios vinos de diferentes zonas.

Solamente sabían que serían seis vinos blancos. ¿Me mirarían como cobayas esperando a ser degollados? Creo que se lo pasaron bien, que es de lo que se trata y que siempre debe ser el objetivo final. Si además sacaron alguna conclusión, mejor que mejor.

Me centré en seleccionar seis Chablis de Patrick Piuze, ese joven elaborador de esa zona noroccidental de Borgoña que ya les presenté en este espacio, y se los pusimos en seis copas diferentes sin que vieran ni siquiera cómo se servía el vino para que la forma de la botella no fuera indicativo de nada.

La elección de los vinos incluyó el Petit Chablis 2009, pasando luego por Chablis Terroir de Fyé 2009, Chablis 1erCru Vaillons 2009, Chablis 1erCru Montée de Tonnerre 2009, Chablis Grand Cru Bougros-Côte de Bouqueyreaux 2009 y Chablis Grand Cru Les Preuses 2009 (se puede ver información de los vinos en la entrada que hice referente a este Domaine en la parte de “Nuestras Bodegas y Domaines)

Como se puede apreciar: seis vinos, seis zonas parcelarias dentro de una misma región, misma añada, mismo elaborador, misma filosofía de elaboración aunque hubiera matices ya que el Petit Chablis no pasa por la madera. ¿Habría diferencias? ¿Se notarían matices diferentes procedentes de las diferentes parcelas? ¿Saldríamos todos diciendo que hemos bebido algo como seis refrescos similares?

¿Resultado?: Vinos cada uno con su personalidad diferenciada, diferentes entre sí, marcados cada uno con sus matices que podrían gustar más o menos pero no cabe duda que la gente encontraba diferencias.

Los amigos que estaban compartiendo conmigo ese momento creo que disfrutaron porque encontraron seis vinos diferentes y cuando fuimos enseñando las botellas les sorprendió que fueran todos hechos en la misma zona y por la misma persona. La pregunta que me hicieron podría valer el típico millón: ¿por qué no se hace esto en España?

Para mí eso es lo que hace grande a cualquier región vitícola del mundo. Está claro que el estilo de vinificación que cada elaborador imprime es fundamental. Pero el origen también, y buscando ese pequeño oasis anti globalización existente en el mundo del vino, Borgoña tiene su importancia. El potencial de cada viñedo está ahí y tiene sus singularidades. Hay parcelas mejores, otras peores, pero cada una diferente. Yo apuesto por esa interpretación parcelaria como inicio o base del modelo productivo vitícola y si un vino tiene que valer 2 y otro 200, me parece perfecto.

¿Y ustedes?

Un saludo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viñedos. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Esto de las parcelas…¿una milonga?

  1. Olaf dijo:

    No es el modelo generalizado en España, pero algunas bodegas si que van embotellando distintas parcelas por separado. Lo que no se, es si el mercado esta preparado para tantas marcas. Si ese modelo se entenderá en un país donde la tonelería suele ser lo mas importante en la elaboración de un vino.
    Saludos
    Olaf

  2. borgovinsl dijo:

    Posiblemente no, y menos cuando hay tantas prisas en obtener un resultado inmediato y no existe una verdadera planificación detrás.
    Esto no se consigue en cinco minutos.

    Un saludo

  3. 5jotas dijo:

    Como dice Olaf existen bodegas en el suelo patrio que ya han comenzado esa labor, y algunas de nombres muy conocidos. Lo que yo creo es que es más difícil poner precio/nombre a diferentes embotellados por parcelas y que el mercado lo acepte, a que seamos capaces de entender que cada bodega, al menos las que quieran emprender este vuelo a la calidad, embotelle uvas de diferentes parcelas buscando una tipicidad que antes no se consideraba. Creo que sería más un problema de mercado (marcas, precios, distribución) que de aceptación por parte del bebedor (ups!). Por otro lado muchas bodegas tienen sus vinos “top” bien diferenciados en cuanto a su posicionamiento y precio, y algunos conservan el nombre del vino “más común” con el apellido que otorga el nombre de la finca o pago en que se vendimia la uva. Y es algo que va aceptandose con naturalidad. Quizás no por el gran público, pero dudo mucho que sea este el target de las bodegas cuando emprenden ese camino.

    Y al final no creo que sea cuestión de copiar todo lo que se hace por ahí, aunque “ahí” sea Francia, ni más ni menos. A mi me basta con que halla gente empeñada en sacar de sus vinos matices distintos, que embotellen esos matices con nombres distintos y nos los ofrezcan aún con precios distintos. Otra es que el mercado, en su soberana capacidad de poner a cada uno en su sitio, lo valore como se merece.

    Saludos cordiales.

  4. borgovinsl dijo:

    Sí sí, ya sé que hay bodegas que han empezado a hacerlo. Tras varios siglos de producción me parece perfecto que se le quiera dar más importancia al lugar del que procede la uva y se identifique (incluido en el precio) las diferentes calidades de la materia prima basada en el lugar de procedencia en vez de en tiempos de crianza. Ya era hora…
    Veremos si la madurez del mercado (no veo yo a muchos grandes distribuidores con ánimo de explicar “cosas nuevas”), como decís, acepta eso o no. Y no sólo eso…habrá que ver si los grandes intereses de grandes grupos de inversión permiten que se haga o no.
    En algunas Denominaciones de Origen las posiciones del Consejo Regulador de turno ya están muy claras al respecto.
    Veremos…
    Un saludo

    • 5jotas dijo:

      Para que el mercado “en su madurez” acepte, Iñaki, el precio es importante. Si alguien pretende sacar billetes de esa tarea de diversificación me parece estupendo, pero a lo mejor tiene que rebajar el precio de sus productos “genéricos” para destacar las virtudes del “pago del tio paco”.

      Y si el problema es la Denominación (con la iglesia hemos topao) pues que se adapten.

      Además, ¿conoces tú alguna bodega que haga vinos que no estén amparados por ninguna DO y tenga buena aceptación entre el público?¿no?. Así, a bote pronto, me viene a la cabeza una conocida bodega en Sardon de Duero. Y también hace vinos de pago.

      Saludo cordiales.

  5. borgovinsl dijo:

    Asi es, hay vinos genéricos que podrían valer X y otros que por sus caracterúisticas parcelarias más interesantes podrían valer ese X aumentado en un porcentaje. En Borgoña sucede lo mismo. No es lo mismo un Bourgogne que un Grand Cru (en cuanto a precio me refiero). Pero a lo mejor los dos están vinificados prácticamente igual….lo que marca el precio diferente no es una barrica, o un depósito muy chulo, si no la materia prima por proceder de una parcela determinada.

    En plan güasa, Don Simón no está amparado por DO y se vende… 😉

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s